CONDIMENTOS - SALES  Hay % productos

-->
4260062060220 SAL DE IBIZA SAL de IBIZA Granito combinada con el fresco aroma del limón y lo ligeramente picante de la pimienta verde. Esta mezcla muy gustosa inunda con un sabor mediterraneo - naturalmente también para su pescado a la plancha o platos de pollo. Igualmente ideal para salsas y marinadas.
6,32 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401139953 LA CHINATA Sal en escamas, recolactada en España.
5,41 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401139984 LA CHINATA Sal marina recolectada en España, condimentado con trufa.
5,68 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401139977 LA CHINATA Sal marina recolectada en España, condimentado con azafrán.
5,68 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401139946 LA CHINATA Sal marina en escamas recolectada en España, condimentado con Boletus Edulis.
5,41 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401139915 LA CHINATA Sal marina recolectada en España, con bayas de pimienta enteras.
6,32 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401139922 LA CHINATA Sal marina recolectada en España, con chilli.
5,41 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401139038 LA CHINATA Sal de color rojo procedente de sedimentos volcánicos.
5,82 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401139045 LA CHINATA La finísima película de sal que queda en la superficie de las salinas, recolectada de forma artesanal.
4,18 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401139021 LA CHINATA Sal de roca rico en hierro, de color rosado.
3,55 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401139014 LA CHINATA Sal marina fosilizada de Persia.
6,32 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
4260062060152 SAL DE IBIZA Granito con Flores Sal de mesa tipo Granito mezclada con pétalos de rosas, acianos, caléndulas y flores de naranjo. Ideal para realzar ensaladas primaverales y estivales, así como para preparar deliciosos entremeses.
6,36 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
4260062060183 SAL DE IBIZA Hierbas de Ibiza como el orégano, la albahaca y el romero. Perfecto para sazonar pescados a la parrilla, carnes, verduras y guisos de verduras mediterráneas como ratatouille.
5,91 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
4260062060121 SAL DE IBIZA Tarro de cerámica con cucharita blanca.Sal Marina GourmetFlor de Sal es la más pura de todas las sales. Se obtiene mediante la aplicación de métodos de cultivo tradicionales cuyo origen procede en la costa atlántica francesa. La sal cultivada a través de este método, es 100 % natural y desde su cosecha manual hasta que llega al paladar no ha sufrido alteración ninguna.Flor de sal es apreciada como una sal marina de muy alta calidad. Es blanca tirando a rosa pálido. El sabor es aromático y sutil. Cuando estos cristales de sal se deshacen en la boca es cuando uno descubre como debe realmente saber la sal. Sal Marina 100 % natural de calidad suprema, recogida a mano de la Reserva Natural Parc natural de ses Salines d Eivissa . Manteniéndola intacta sin ningún tipo de refinado, contiene más de 80 minerales esenciales y elementos traza, como magnesio, iodo, selenio y flúor.SAL de IBIZA ...¡porque es sana! La sal marina en su estado natural no es solamente compuesta de sodio y cloro, sino que contiene también una rica variedad de minerales y oligoelementos que son de vital importancia para nuestra salud. Y todo ello a pesar de que la sal marina, en su estado natural, no es otra cosa que agua de mar a la que se le ha extraído la humedad.Si se deja tal y como la naturaleza nos la ofrece, esta sal es idéntica al aprox. 1 % de las sales que se concentran en nuestra sangre y este porcentaje de sal es igual de importante para el ser humano que la necesidad de mantener una temperatura corporal constante de 37 Celcius.Pero no todas las sales son iguales: Producción industrial de sal. Con la invención del frigorífico la sal pierde la que había sido hasta ese momento su principal función: la conservación de alimentos. No obstante, la revolución industrial trajo consigo numerosas nuevas posibilidades para este producto, como por ejemplo, la producción de plásticos, como base para la elaboración de medicamentos, hasta su uso para el tratamiento del agua de mar (!). Pero en todos estos casos no se tratará nunca de sal marina o mineral, sino de enormes cantidades del compuesto químico cloruro sódico (NaCL), también llamado habitualmente sal común .Este compuesto se obtiene calentando la sal pura repetidas veces y lavándola después en una solución salínica. Se inician entonces procesos de re-cristalización y oxidación que eliminan casi por completo todos aquellos minerales y oligoelementos que son de vital importancia para el organismo. A consecuencia de la enorme demanda industrial, cada vez se refina más sal y se deja menos en su estado natural. El resultado es que más del 90 % de la producción de sal mundial no se destina al consumo, sino a la elaboración de productos industriales. Este es un aspecto que se refleja claramente en el precio del producto: la sal natural más económica es hoy treinta veces más cara que la misma cantidad de cloruro sódico con el resultado que tanto la industria alimentaria como los comercios apuestan desgraciadamente cada vez más por la solución química mucho más barata que por la sal pura, en su estado natural. Hasta hace pocos años no había motivo alguno para dudar de esta decisión pero el resultado de las investigaciones realizadas hasta la fecha muestra un claro rechazo frente al uso de NaCL como sal común pues, este compuesto, elaborado químicamente y despojado de todos sus elementos vitales, ya no tiene nada que ver con la sal marina en su estado originario. A menudo, a los diferentes tipos de sal que son todos aquellos en los que no se aclare específicamente que no están tratados se les añade flúor y yodo artificial. Muchos de estos compuestos halógeno orgánicos provocan alergias y son dañinos para la salud. Además, la sal común contiene muchas veces otros tipos de aditivos, como carbonato cálcico y magnésico e hidróxido de aluminio, que impide que el grano se apelmace. (El aluminio es un metal ligero que, según las últimas investigaciones, se acumula en el
8,55 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
4260062060053 SAL DE IBIZA Granito con Chili. Sal de mesa tipo Granito, enriquecida con auténtico Chili natural triturado al justo de picante (40 %, sin semillas). ¡Atención pica!Granito con Hierbas mediterráneas Sal de mesa tipo Granito, enriquecida con una sutil mezcla de hierbas mediterráneas: albahaca, orégano y romero (40 %). Una vez más, nuestra conocida sal de mesa tipo Granito sirve de base para unos condimientos muy aromaticós: Sal marina 100 % natural, recogida exclusivamente de la zona protegida Parc natural de ses Salines d Eivissa . Tratada solamente utilizando métodos artesanales tradicionales simplemente secada al sol y molida en piedras centenarias.SAL de IBIZA es especialmente rica en minerales y elementos base.SAL de IBIZA ...¡porque es sana! La sal marina en su estado natural no es solamente compuesta de sodio y cloro, sino que contiene también una rica variedad de minerales y oligoelementos que son de vital importancia para nuestra salud. Y todo ello a pesar de que la sal marina, en su estado natural, no es otra cosa que agua de mar a la que se le ha extraído la humedad.Si se deja tal y como la naturaleza nos la ofrece, esta sal es idéntica al aprox. 1 % de las sales que se concentran en nuestra sangre y este porcentaje de sal es igual de importante para el ser humano que la necesidad de mantener una temperatura corporal constante de 37 Celcius.Pero no todas las sales son iguales: Producción industrial de sal. Con la invención del frigorífico la sal pierde la que había sido hasta ese momento su principal función: la conservación de alimentos. No obstante, la revolución industrial trajo consigo numerosas nuevas posibilidades para este producto, como por ejemplo, la producción de plásticos, como base para la elaboración de medicamentos, hasta su uso para el tratamiento del agua de mar (!). Pero en todos estos casos no se tratará nunca de sal marina o mineral, sino de enormes cantidades del compuesto químico cloruro sódico (NaCL), también llamado habitualmente sal común .Este compuesto se obtiene calentando la sal pura repetidas veces y lavándola después en una solución salínica. Se inician entonces procesos de re-cristalización y oxidación que eliminan casi por completo todos aquellos minerales y oligoelementos que son de vital importancia para el organismo. A consecuencia de la enorme demanda industrial, cada vez se refina más sal y se deja menos en su estado natural. El resultado es que más del 90 % de la producción de sal mundial no se destina al consumo, sino a la elaboración de productos industriales. Este es un aspecto que se refleja claramente en el precio del producto: la sal natural más económica es hoy treinta veces más cara que la misma cantidad de cloruro sódico con el resultado que tanto la industria alimentaria como los comercios apuestan desgraciadamente cada vez más por la solución química mucho más barata que por la sal pura, en su estado natural. Hasta hace pocos años no había motivo alguno para dudar de esta decisión pero el resultado de las investigaciones realizadas hasta la fecha muestra un claro rechazo frente al uso de NaCL como sal común pues, este compuesto, elaborado químicamente y despojado de todos sus elementos vitales, ya no tiene nada que ver con la sal marina en su estado originario. A menudo, a los diferentes tipos de sal que son todos aquellos en los que no se aclare específicamente que no están tratados se les añade flúor y yodo artificial. Muchos de estos compuestos halógeno orgánicos provocan alergias y son dañinos para la salud. Además, la sal común contiene muchas veces otros tipos de aditivos, como carbonato cálcico y magnésico e hidróxido de aluminio, que impide que el grano se apelmace. (El aluminio es un metal ligero que, según las últimas investigaciones, se acumula en el cerebro y podría estar en relación con la enfermedad de Alzheimer.) La SAL de IBIZA que se extrae del Parc Natural ses Salines d Eivissa no está sometida a ninguno de
6,55 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
3760057478562 QUAISUD
5,45 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
3760057472850 QUAISUD
5,45 €
En stock

DISPONIBLE

Comprar
8421401142007 LA CHINATA La finísima película de sal que queda en la superficie de las salinas, recolectada de forma artesanal.
4,18 €
Fuera de stock

DISPONIBLE PRONTO

Comprar
8421401139939 LA CHINATA Sal marina recolectada en España, condimentado con pimentón.
5,41 €
Fuera de stock

DISPONIBLE PRONTO

Comprar
42175889 SAL DE IBIZA
3,18 €
Fuera de stock

DISPONIBLE PRONTO

Comprar
42118121 SAL DE IBIZA 100 % sal natural marina de Ibiza Sal de Mesa La extracción de la sal de Ibiza data de hace más de 2.700 años.Esta sal marina, extraída de la zona protegida Parc natural de ses Salines d Eivissa con métodos muy parecidos a los utilizados por los cartaginenses y los romanos, sigue siendo uno de los más puros regalos de la madre naturaleza. La unión entre sapiencia ancestral, sol, mar y viento ligero nos proporciona una sal natural exquisita que lleva consigo el origen del océano. SAL de IBIZA es especialmente rica en minerales y elementos base. Simplemente ni quitamos, ni añadimos nada. Porque una buena sal sana no requiere nada más que mar, sol y viento.¡Auténtico Cristal de la Vida! Granito no incorpora ningún antiapelmazante, manteniendo su fluidez simplemente por ser algo más gruesa que la sal de mesa corriente.SAL de IBIZA ...¡porque es sana! La sal marina en su estado natural no es solamente compuesta de sodio y cloro, sino que contiene también una rica variedad de minerales y oligoelementos que son de vital importancia para nuestra salud. Y todo ello a pesar de que la sal marina, en su estado natural, no es otra cosa que agua de mar a la que se le ha extraído la humedad.Si se deja tal y como la naturaleza nos la ofrece, esta sal es idéntica al aprox. 1 % de las sales que se concentran en nuestra sangre y este porcentaje de sal es igual de importante para el ser humano que la necesidad de mantener una temperatura corporal constante de 37 Celcius.Pero no todas las sales son iguales: Producción industrial de sal. Con la invención del frigorífico la sal pierde la que había sido hasta ese momento su principal función: la conservación de alimentos. No obstante, la revolución industrial trajo consigo numerosas nuevas posibilidades para este producto, como por ejemplo, la producción de plásticos, como base para la elaboración de medicamentos, hasta su uso para el tratamiento del agua de mar (!). Pero en todos estos casos no se tratará nunca de sal marina o mineral, sino de enormes cantidades del compuesto químico cloruro sódico (NaCL), también llamado habitualmente sal común .Este compuesto se obtiene calentando la sal pura repetidas veces y lavándola después en una solución salínica. Se inician entonces procesos de re-cristalización y oxidación que eliminan casi por completo todos aquellos minerales y oligoelementos que son de vital importancia para el organismo. A consecuencia de la enorme demanda industrial, cada vez se refina más sal y se deja menos en su estado natural. El resultado es que más del 90 % de la producción de sal mundial no se destina al consumo, sino a la elaboración de productos industriales. Este es un aspecto que se refleja claramente en el precio del producto: la sal natural más económica es hoy treinta veces más cara que la misma cantidad de cloruro sódico con el resultado que tanto la industria alimentaria como los comercios apuestan desgraciadamente cada vez más por la solución química mucho más barata que por la sal pura, en su estado natural. Hasta hace pocos años no había motivo alguno para dudar de esta decisión pero el resultado de las investigaciones realizadas hasta la fecha muestra un claro rechazo frente al uso de NaCL como sal común pues, este compuesto, elaborado químicamente y despojado de todos sus elementos vitales, ya no tiene nada que ver con la sal marina en su estado originario. A menudo, a los diferentes tipos de sal que son todos aquellos en los que no se aclare específicamente que no están tratados se les añade flúor y yodo artificial. Muchos de estos compuestos halógeno orgánicos provocan alergias y son dañinos para la salud. Además, la sal común contiene muchas veces otros tipos de aditivos, como carbonato cálcico y magnésico e hidróxido de aluminio, que impide que el grano se apelmace. (El aluminio es un metal ligero que, según las últimas investigaciones, se acumula en el cerebro y podría estar en relación con la enfermedad de
4,73 €
Fuera de stock

DISPONIBLE PRONTO

Comprar
42118138 SAL DE IBIZA Tarro de cerámica con cucharita blanca.Sal Marina Gourmet Flor de Sal es la más pura de todas las sales. Se obtiene mediante la aplicación de métodos de cultivo tradicionales cuyo origen procede en la costa atlántica francesa. La sal cultivada a través de este método, es 100 % natural y desde su cosecha manual hasta que llega al paladar no ha sufrido alteración ninguna.Flor de sal es apreciada como una sal marina de muy alta calidad. Es blanca tirando a rosa pálido. El sabor es aromático y sutil. Cuando estos cristales de sal se deshacen en la boca es cuando uno descubre como debe realmente saber la sal. Sal Marina 100 % natural de calidad suprema, recogida a mano de la Reserva Natural Parc natural de ses Salines d Eivissa . Manteniéndola intacta sin ningún tipo de refinado, contiene más de 80 minerales esenciales y elementos traza, como magnesio, iodo, selenio y flúor.SAL de IBIZA ...¡porque es sana! La sal marina en su estado natural no es solamente compuesta de sodio y cloro, sino que contiene también una rica variedad de minerales y oligoelementos que son de vital importancia para nuestra salud. Y todo ello a pesar de que la sal marina, en su estado natural, no es otra cosa que agua de mar a la que se le ha extraído la humedad.Si se deja tal y como la naturaleza nos la ofrece, esta sal es idéntica al aprox. 1 % de las sales que se concentran en nuestra sangre y este porcentaje de sal es igual de importante para el ser humano que la necesidad de mantener una temperatura corporal constante de 37 Celcius.Pero no todas las sales son iguales: Producción industrial de sal. Con la invención del frigorífico la sal pierde la que había sido hasta ese momento su principal función: la conservación de alimentos. No obstante, la revolución industrial trajo consigo numerosas nuevas posibilidades para este producto, como por ejemplo, la producción de plásticos, como base para la elaboración de medicamentos, hasta su uso para el tratamiento del agua de mar (!). Pero en todos estos casos no se tratará nunca de sal marina o mineral, sino de enormes cantidades del compuesto químico cloruro sódico (NaCL), también llamado habitualmente sal común .Este compuesto se obtiene calentando la sal pura repetidas veces y lavándola después en una solución salínica. Se inician entonces procesos de re-cristalización y oxidación que eliminan casi por completo todos aquellos minerales y oligoelementos que son de vital importancia para el organismo. A consecuencia de la enorme demanda industrial, cada vez se refina más sal y se deja menos en su estado natural. El resultado es que más del 90 % de la producción de sal mundial no se destina al consumo, sino a la elaboración de productos industriales. Este es un aspecto que se refleja claramente en el precio del producto: la sal natural más económica es hoy treinta veces más cara que la misma cantidad de cloruro sódico con el resultado que tanto la industria alimentaria como los comercios apuestan desgraciadamente cada vez más por la solución química mucho más barata que por la sal pura, en su estado natural. Hasta hace pocos años no había motivo alguno para dudar de esta decisión pero el resultado de las investigaciones realizadas hasta la fecha muestra un claro rechazo frente al uso de NaCL como sal común pues, este compuesto, elaborado químicamente y despojado de todos sus elementos vitales, ya no tiene nada que ver con la sal marina en su estado originario. A menudo, a los diferentes tipos de sal que son todos aquellos en los que no se aclare específicamente que no están tratados se les añade flúor y yodo artificial. Muchos de estos compuestos halógeno orgánicos provocan alergias y son dañinos para la salud. Además, la sal común contiene muchas veces otros tipos de aditivos, como carbonato cálcico y magnésico e hidróxido de aluminio, que impide que el grano se apelmace. (El aluminio es un metal ligero que, según las últimas investigaciones, se acumula en el c
13,00 €
Fuera de stock

DISPONIBLE PRONTO

Comprar
Mostrando 1 - 22 de 22 productos